Alberto Ascari

Inauguramos nueva sección para destacar a los pilotos más representativos del mundo del motor.

Alberto creció desde niño con la exclusiva idea de convertirse en piloto de competición.

Todavía hoy Alberto Ascari es el único italiano que ha logrado dos Campeonatos del Mundo de Fórmula 1, ambos al volante de un Ferrari.

Fue Enzo Ferrari quien introdujo a Alberto Ascari en el automovilismo. Corría el año 1940 cuando el propio Ferrari llamó a Alberto, que entonces estaba pilotando para Auto Avio Costruzioni, nombre adoptado por la Scuderia tras el tormentoso divorcio entre Ferrari y la casa de Portello.

La prueba que Enzo Ferrari quería que Alberto disputara con uno de sus coches era la Mille Miglia, donde Ascari había participado eventualmente con un 815 spyder preparado por Carrozzeria Touring en Milán. Ya desde este estreno al volante de un pequeño 8 cilindros de sólo 1.500 cc, uno podía ver que este piloto de Milán era increíble. Las siguientes carreras, antes de que todas las competiciones se parasen con motivo de la Segunda Guerra Mundial, confirmaron las expectativas.

Durante la última corta fase de la temporada de 1947, Alberto ganó su primera prueba, en el circuito de Módena, frente a un satisfecho Enzo Ferrari. El 27 de mayo de 1949 Ferrari anunció oficialmente el fichaje de un hombre que parecía ser una de las grandes promesas del automovilismo italiano.

El 12 de junio Ascari hizo su debut en el Gran Premio de Bari con un asombroso triunfo, seguido por otros cuatro coches del Cavallino Rampante. En el mismo año, el hombre de Milán se estrenó al volante de un monoplaza de Fórmula 1, la nueva y más alta categoría del automovilismo, con un nuevo reglamento y el deseo de comparar el rendimiento de los motores y la aerodinámica en los circuitos.

“Ciccio” que traducido significa gordito, es como lo llamaban sus compatriotas, cosechó una serie de extraordinarias victorias: el Gran Premio de Suiza de Fórmula 1, seguido de Silverstone y Monza. Después de un buen comienzo en F1 en 1950, en 1952 consiguió el Campeonato del Mundo de Pilotos al volante de un 500 F2, un título que repitió en 1953 con una serie de fabulosos triunfos. Tras el horrible accidente en el Gran Premio de Mónaco en 1955, del que Ascari salió ileso, se vio envuelto en otro accidente en el Autódromo de Monza, esta vez con fatales consecuencias. Mientras seguía la sesión de pruebas de su amigo Castellotti a pie de pista, no pudo resistir la tentación de ponerse al volante de un Ferrari durante un par de vueltas. Pero algo no funcionó bien y nunca se pudo saber exactamente qué fue. Todavía hoy los rumores dicen que pudo haber un comisario cruzando la pista, pero es sólo un rumor. Lo cierto es que la curva a la que después se puso su nombre en Monza, le convirtió, con su encanto y su actitud, en uno de los pilotos más populares de la historia del automovilismo y en la historia de la Fórmula 1. Todavía en la actualidad ningún otro piloto italiano ha sido capaz de seguir los pasos del gran Alberto Ascari.

Fecha de nacimiento:13/07/1918

Lugar de nacimiento:Milano (ITA)

Carreras:32

Victorias:13

Pole positions:14

Podios:17

Vueltas rápidas en carrera:11

Vueltas liderando la carrera: No disponible

Campeón del Mundo con Ferrari:1952, 1953

 

#BeRacing

7 Consejos para ser un piloto de carreras profesional

Dicen que para lograr una meta primero debes soñar con ella. Uno de los sueños que todo amante de los coches ha tenido es poder llegar a convertirse en un piloto de carreras profesional, sin embargo, las complicaciones que pueden llegar a presentarse en el camino, poco a poco se convierten en el mayor de los obstáculos para los aspirantes a piloto.

En cambio, si logramos superar esas adversidades, llevaremos ya un paso adelante. Ningún camino es fácil, sobre todo si lo que buscas es llegar a convertirte en un profesional de la disciplina que más disfrutas.

¿Cuáles son los obstáculos con los que se enfrenta un piloto amateur? ¿Es verdad que para llegar a ser un profesional del automovilismo se necesita más dinero que talento?

Según los expertos, esto va más allá, es por eso que aquí te dejamos 7 cosas que hay que tener presentes si quieres convertirte en un piloto profesional de carreras:

Intenta rodearte de contactos

El mundo del deporte de motor es muy pequeño, así que asegúrate de tener la tarjeta o el número de todas las personas importantes que has podido conocer. También, deja constancia en ellos de tus habilidades, ambiciones y logros (por más pequeños que sean).

De momento, no necesitas un manager

Nadie puede “venderte” a ti mismo tan bien como tú, ni puede conocer tus habilidades tan bien como tú. Así que todo depende de la manera en que construyas tus relaciones dentro de la industria. Trabaja duro para que cuando por fin sea momento de contratar a un manager ya tengas tus relaciones laborales bien definidas, así como tus contratos o negociaciones.

Ofrece en ti un paquete completo

Sé proactivo en las redes sociales, practica cómo te comportarías en una entrevista y crea una base de fans que con el tiempo vaya creciendo. Es decir, construye una marca donde tú seas el producto principal, para que de esta manera puedas ser altamente atractivo para los patrocinadores.

Haz algo diferente

Cientos de conductores están ganando carreras y hasta campeonatos amateur en todo el mundo. Entonces, ¿cómo puedes lograr destacarte del resto? Una de las mejores maneras, es buscar la historia de los pilotos profesionales, investiga sus experiencias y anécdotas; quizás ahí descubras la clave.

Entrena más duro

Siempre debes estar listo para cuando llegue tu oportunidad. Entrénate física y mentalmente para sacar el mayor provecho de tus habilidades en cualquier momento. La visualización del éxito puede servirte grandemente.

Sí, se necesita dinero, pero no necesariamente debe ser tuyo

El dinero es importante para crecer en esta industria, sin embargo, no necesariamente debe salir de tu bolsillo. Es decir, el arduo trabajo y seguir algunas de las recomendaciones que te hemos compartido, puede atraer a los patrocinadores que estén dispuestos a invertir su dinero en tu carrera y talento.

Utiliza la telemetría de BRAINdose

Para obtener reconocimiento necesitas demostrar tu potencial al menor coste posible. El hecho de que sepas aprovechar cada circuito y cada sesión, siendo consistente y estudiando la información de tu rendimiento conseguirá hacer de de ti un mejor piloto, ademas tendrás una herramienta que respalde tu historial. BeRacing app es tu complemento perfecto que te acompañara en el camino al éxito.

 

#BeRacing #BRAINdose #CorreEnCircuitosNoEnLasCalles

QUERIDOS REYES MAGOS: ESTE AÑO HE SIDO UN POCO MALO EN LA PISTA Y, PARA MEJORAR, ME GUSTARÍA PEDIROS EL ‘BRAIN DOSE’

Estás de suerte. Sé que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente no tienen ni la más remota idea de qué es esto de ‘BRAIN dose’, así que aprovecha que voy a usar este artículo a modo de carta de Reyes explicativa para enterarte tú también.

La oferta de tandas y trackdays es cada vez más abundante en nuestro país, gracias a la cantidad de organizaciones, clubes y circuitos que tramitan estos eventos a día de hoy. Es raro el mes en el que no haya dos, tres o cuatro tandas repartidas por circuitos de la península. La creciente corriente ha hecho que cada vez sean más los que se animen con su coche de pretensiones deportivas a probar esta práctica tan adictiva. Y, a su vez, esto hace que más de un propietario se meta de lleno en un proceso de mejora de su coche para ser cada vez más rápido el fin de semana de turno.

Para mejorar los tiempos en pista la práctica es fundamental, pero es necesaria una referencia y unos datos que proporcionen un feedback vuelta a vuelta

El ambiente es espectacular, si bien es cierto que no tenemos un Nürburgring por aquí, circuitos como el Jarama, Jerez o Kotarr atraen no sólo a “consumidores” de tandas, también a un público que disfruta de la sana lucha contra el cronometro, y el entorno, que crean los otros. La cosa se está poniendo tan seria en la pista: con GTR’s potenciados hasta cifras estratosféricas, EVO’s que arañan segundos sin piedad… que ir de público también supone pasar una jornada divertida. Pero lo sé, no hay nada como correr.

¿Pero qué pasa cuando nuestro coche ha llegado al límite mecánico o simplemente queremos hacer mejores tiempos a partir de nuestras manos? No hay nada como practicar, practicar y practicar. Puedes tener un don innato, gracias al cual seas el Alain Prost de los trackdays, pero para despertar ese don o potenciarlo hay que practicar. Como rezan los creadores de lo que tenemos hoy entre manos: “El talento no podemos enseñarlo, pero sí avivarlo”. La práctica aquí tiene poco misterio, radica básicamente en pelearse con el crono en cada vuelta. Pero para mejorar hay que pulir, sobre todo, la trazada. Y es que, hace falta un “suplemento”, una referencia, en la práctica.

El ‘BRAIN dose’ sin BeRacing no es nada

Creo que todos los aquí presentes sabemos que la archiconocida telemetría es la mejor herramienta para mejorar en pista. El problema es que la telemetría no es algo fácil de usar; los datos generados son de difícil interpretación, incluso para el piloto más experto. Tampoco es que esté al alcance de todos económicamente hablando. Y es por esto, básicamente, por lo que nace BeRacing.

La App de BeRacing se nutre de ‘BRAIN dose’, un dispositivo minúsculo y ligero que puede instalarse sin problemas en cualquier vehículo. Este pequeño cerebro es el encargado de extraer los datos que luego BeRacing nos traduce en, por ejemplo, nuestro móvil. La tecnología con la que ha sido creado ‘BRAIN dose’ permite que todo este proceso se realice de forma inalambrica, y pudiendo exportar con precisión datos a tiempo real a cualquier parte del mundo.

Tenemos, por tanto, un “cerebro”, como su propio nombre indica, y un “traductor”. El ‘BRAIN dose’ incluye un exacto sistema de posicionamiento vía GPS (combinado con GLONASS), así como sensores inerciales que obtienen incluso valores redundantes para mejorar la precisión de los datos que se obtienen. Sorprende la simplicidad, a simple vista, de la unión entre coche y cerebro y entre cerebro y App, pero más sorprendente es aún lo que es capaz de hacer. Sé que existen muchas aplicaciones para obtener tiempos, trazadas y otros valores, pero todas se alimentan únicamente por GPS. Así que creedme, esto no es moco de pavo.

La App de BeRacing muestra datos a tiempo real de manera inalambrica, todos ellos extraídos por el dispositivo ‘BRAIN dose’

Si eres piloto, BeRacing acerca a tu mano, literalmente, toda la información necesaria para ser rápido y mejorar. Con la posibilidad de grabar cada una de las sesiones, la aplicación muestra de manera clara los tiempos de vuelta, el estilo de conducción, las trazadas y la consistencia. A través de diferentes pantallas se muestran datos tan relevantes como la curva de velocidad o información respecto al ángulo de giro de ruedas, aceleración y frenada. Este mejunje de datos, bien presentados por la interfaz de la aplicación, permiten al piloto una valoración de sus vueltas y un estudio sencillo de su mejoría o empeoramiento.

La aplicación está diseñada con las especificaciones de la telemetría de competición de alto nivel, Roberto Gomez Bueno, ingeniero de telemetría de Porsche, es un buen aval. Por ello, aunque he comenzado esta peculiar carta a los Reyes Magos haciendo referencia al lado más aficionado del automovilismo, ha sido así por ser el más cercano, BeRacing es igualmente completa para cualquier piloto profesional. Además, el matrimonio ‘BRAIN dose’ – BeRacing funciona igual de bien sobre un turismo, un monoplaza, una moto o un kart. Y, del mismo modo, dentro de un circuito o en un tramo de rally.

No voy a tratar de esconder que me suele dar miedo el precio de estas cosas. Pero es que conforme conozco mejor este dispositivo y sus cualidades, de la mano de Alejandro, me sorprende la cifra. En un mundillo en el que todo es tan sumamente caro, el precio de este gadget es aceptable para cualquier carta, cumpleaños o capricho de un quemadillo.

via @PlanetadelMotor